lunes, 1 de diciembre de 2008

Muerte de Vicente

También ví un par de veces a Marisol y Juani pero no las frecuenté por la misma razón.
Vicente y yo seguíamos con nuestra rutina de ponernos todos los días. Vicente enfermó de cáncer de hígado y estuvo un tiempo dándose radioterapia. Por cierto me porté muy mal con él, mi egoísmo salía siempre a relucir y en lugar de estarme con el en el Hospital cuando lo ingresaban, iba un par de días a la semana y me quedaba una hora domo mucho. El pobre me decía que me marchase que era tarde y tenía que coger el autobús de Galapagar y yo, en lugar de no hacerle caso y quedarme acompañándolo me iba a casa a fumarme mi chino.
Lo que yo no sabía era que los días de Vicente se estaban terminando, si llego a saberlo me hubiera portado de otra forma, ¿o no?
Vicente había vuelto a casa y yo estaba muy enfadada con él, le dije que se marchara pero no lo hizo y yo me fui a dormir a la habitación de mi hija que llevaba un tiempito viviendo con su novio.
El caso es que Vicente llevaba un par de días que sólo se levantaba para comer, estaba todo el día durmiendo ayudado por el “tranquimacín” que se tragaba a todas horas.
Una mañana me levanté, me duché y me fui a comprar sin ni siquiera acercarme a la habitación para ver cómo estaba. Cuando volví fui a hablar con él y me lo encontré en la cama, boca abajo y con un brazo por fuera. Era como si hubiera intentado levantarse sin conseguirlo.
Inmediatamente llamé a mi hija que vino corriendo y entre las dos (yo no me había atrevido a volver a verle) comprendimos que sí, realmente Vicente había fallecido.
Vinieron los médicos y certificaron la muerte por “fallo respiratorio”, como casi siempre que no saben exactamente las causas reales del fallecimiento.
Después de la muerte de Vicente todo ocurrió muy rápido, me fui a Canarias con mi hermano y estuve allí aproximadamente un mes, mientras tanto mi hija desmontó toda la casa y se lo llevó todo a casa de mi hermana que, tampoco estaba pero mi cuñado es un tío estupendo y se portó de maravilla con mis hijos, la mayor y el pequeño ya sabéis que se había ido el mediano-
Cuando regresé a Madrid estuve buscando casa un tiempo y al final me decidí por una en Guadarrama. No era mi ideal pero yo sólo tenía la pensión de viuda y me las tenía que arreglar. Estuvimos allí un par de años, los más aburridos de mi vida, casi no había gente en la urbanización y mi hijo tenía que ir a Madrid para el trabajo todos los día.
En la actualidad vivo en Madrid capital y sigo sin ponerme. Se tuvo que morir Vicente para que yo me desenganchara de todo. No veía a mis antiguos amigos, ni siquiera a mis cuñados, era la única forma de romper con todo mi pasado.
Besitos a todos/as.

10 comentarios:

rosscanaria dijo...

Ahora vivo felíz con mi hijo pequeño y tengo un nieto maravilloso que se llama como su tío fallecido, no lo veo tanto como desearía pero todas las semanas me lo trae mi hija o voy yo a verlo.

rosscanaria dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Eres un mala persona

rosscanaria dijo...

Anónimo, Ya lo sé, no me lo recuerdes.
Pero más bien, he sido mala, ahora ya soy una buena persona.

Luna. dijo...

Mi abuela que me hizo de madre toda mi vida murio hace dos años de cancer de higado tambien,yo la cuide hasta el final con dos niños y embarazada del tercero. Fue muy duro.Pero volveria a hacerlo. Pero pienso que no se puede juzgar a nadie por que cada uno sabe las circunstancias de su vida y sus motivos y razones.
Un abrazo.

Peniel Ramirez dijo...

Me gusta su blog.
Gracias por pasar por el mio.

Te sigo.

http://libretadepeniel.blogspot.com/

peniel.

rosscanaria dijo...

Peniel Ramírez, gracias amigo pero me gustaría que visitases mis otros dos blogs donde publico cosas de solidaridad, derechos humanos, etc. te gustara´mucho más, lo empecé después de morir mi marido.
Gracias por pasar, te pongo la dirección:
http://rosscanaria.blogspot.com
http://rosscanaria.blogia.com (este es copia de los post del anterior).
Muchos besos,

lidia dijo...

buenas paso a saludarte, y esta narracion es de tu propia vida? si lo es que de dolor hay en ella!
un abrazo
lidia-la escriba

rosscanaria dijo...

Lidia, pues claro que es de mi vida anterior, con la merte de mi marido cambió todo.
Quiero que entres en http://rosscanaria.blogspot.com
es lo que escribo ahora casi todo temas de solidaridad, música y cosas así, te gustará.
Un beso Lidia y gracias por visitarme,

gustavo dijo...

hola como estas te puedo mandar una de mis lecturas mas recientes.

http://gustavo-cosmopolis.blogspot.com/2012/09/las-siete-infortunados.html